Causas de la pérdida de audición

¿Cuáles son las causas ?

Tarde o temprano todos perderemos la capacidad de audición. La pérdida de audición es una consecuencia natural del envejecimiento. La capacidad de audición empeora a partir de los 30-40 años y al alcanzar los 80, más de la mitad de las personas sufren una pérdida de audición significativa. A pesar de ello, más de la mitad de las personas con deficiencias de audición están en edad laboral.

Otra causa muy común de la pérdida de audición es la exposición al ruido.

Vivimos en un mundo ruidoso. El ruido puede proceder de nuestro entorno laboral o por una exposición voluntaria al mismo, por ejemplo, el ruido de los motores, o la música muy alta en conciertos, locales nocturnos, discotecas y equipos de música con o sin auriculares. Además, el uso cada vez más común de los reproductores MP3 puede causar daños auditivos. Estos aparatos pueden llegar a producir niveles de sonido muy elevados, y el usuario pone en peligro su audición al exponerse a un nivel de decibelios excesivamente alto.

La pérdida de audición también puede producirse por una enfermedad, infección o consumo de medicamentos. Puede ser hereditaria, o como resultado de daños físicos en los oídos o lesiones graves en la cabeza.

Pérdida de audición conductiva y pérdida de audición neurosensorial

La pérdida de audición puede ser conductiva, por algún daño en el oído medio, o neurosensorial, daño en el oído interno. Algunas personas sufren de ambos tipos, lo cual se conoce como pérdida de audición mixta.

Causas de la pérdida de audición súbita

Las causas de la pérdida de audición súbita son muy variadas. Entre algunas de las posibles causas de la pérdida de audición súbita se encuentran las infecciones virales, tumores, traumas acústicos y consumo de medicamentos.

Causas de la pérdida de audición en niños

La pérdida de audición en niños puede ser hereditaria o puede producirse por enfermedades o lesiones.

Fuente: www.hear-it.org/es