El 30 de septiembre se celebró el Día Internacional de las Personas Sordas.

El 30 de septiembre se celebró el Día Internacional de las Personas Sordas. Una fecha especial para este colectivo ya que se cumplen 10 años del reconocimiento de la lengua de signos en España. La vida de las personas sordas ha ido avanzando en derechos gracias a las leyes que les protegen, pero no basta. OCU se hace eco de algunas de sus reivindicaciones.
Es un día en el que miles de personas sordas, familiares y amigos se movilizan para dar visibilidad a este colectivo y sus problemas, pues diariamente se encuentran con situaciones donde se sienten discriminados. A pesar de que hay leyes que les protegen, no consiguen estar plenamente adaptados, ni integrados.

Reivindicaciones de las Personas Sordas

En este Día Internacional, piden que:

  • Se difunda la riqueza cultural de la lengua de signos y de la comunidad sorda.
  • Se apoye a las personas sordas en la búsqueda de empleo y se facilite trabajar en entornos donde la comunicación no sea una barrera. Actualmente encuentran muchas dificultades en encontrar un trabajo, obtener un salario digno o promocionar en su empresa.
  • Se multiplique el número de intérpretes en universidades e institutos (IES). No hay intérpretes en todas las aulas y no se cubren todas las horas lectivas.
  • Se facilite una educación inclusiva bilingüe con lengua de signos en los colegios para aquellos padres sordos y/o oyentes con hijos sordos que la soliciten.
  • Se amplíen las ayudas económicas para la compra de audífonos e implantes cocleares u otras ayudas técnicas.
  • Se reconozca la lengua de signos como lengua oficial evitando aquellas situaciones en donde se vulnera el derecho a utilizarla.

Las leyes están para cumplirse

En este año se cumplen 10 años del reconocimiento de la lengua de signos. En nuestro país hay dos lenguas de signos, la lengua de signos española y la catalana tal y como reconoce la Ley 27/2007, de 23 de octubre, que regula los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

Además, está la Ley 11/2011, de 5 de diciembre, por la que se regula el uso de la lengua de signos española y los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y con sordoceguera en Andalucía. Asimismo, hay referencias a la lengua de signos española en los Estatutos de varias Comunidades Autónomas.

Todo son avances, pero aún queda mucho camino por hacer, como nos recuerdan las asociaciones de personas sordas o familiares de personas sordas.

Este 30 de septiembre ha sido un buen día para pensar en ellos y en sus peticiones.

Fuente: OCU