¿Existen casos pediátricos en los que es mejor un audífono que un implante coclear?

Esta es una pregunta que habitualmente se hacen muchos pacientes y padres de niños con deficiencia auditiva, y cuya respuesta pasa por hacer una valoración muy concreta y específica del perfil del paciente. Pero en términos generales, diremos que sí, que en algunos casos resulta más indicada la adaptación protésica que el implante coclear. ¡Veamos cuándo!

Por Samuel García, Jefe de Estudios en Lyceum Formación.

La respuesta a esta cuestión requiere de un proceso personalizado de detección, diagnóstico y seguimiento del paciente.
La inclusión en este proceso de selección de la prótesis adecuada se articula de forma distinta según sea la edad del paciente; especialmente en el caso de los niños, ya que hay que tener en cuenta la complejidad del diagnóstico de la hipoacusia infantil, su control evolutivo y especialmente las implicaciones psicológicas, intelectuales y sociales que ello conlleva.

En una primera instancia, el paciente pediátrico es remitido a la consulta de hipoacusia infantil cuando existe alguna sospecha de pérdida auditiva. A partir de este momento, se incluye al niño en el Programa de Detección Precoz, que consta de dos partes: consulta del ORL (anamnesis y exploración) y pruebas audiológicas específicas.

No todas las personas sordas pueden llevar un IC, ya que esta ayuda es específica sólo para algunos tipos de sordera. En este sentido, valorar su indicación corresponde a un equipo multidisciplinar de un Centro Implantador, capitaneado por un ORL. La decisión dependerá de cada caso, y de si el candidato en cuestión cumple con unos requisitos mínimos.

En muchos casos antes de la implantación, la intervención del audiólogo es muy importante, en el caso de que antes de la colocación del implante coclear sea necesario la adaptación de audífonos para la estimulación de la audición que tiene el paciente.

Tras la exploración y diagnóstico del ORL, el audiólogo realizará diversas pruebas subjetivas constatando el diagnóstico diferencial médico según su edad, capacidad cognitiva, habilidades del lenguaje y comprensión. Circunstancias todas éstas que serán determinantes a la hora de seleccionar la prótesis más adecuada para el paciente.

Durante varias sesiones, nuestro objetivo será asegurar una buena ganancia funcional con los audífonos, así como la estimulación auditiva tanto en niños como en adultos.

Las ventajas de la adaptación protésica se orientan en un doble sentido.

En primer lugar, el objetivo de la adaptación es asegurar que el umbral con audífono sea mejor que el umbral sin audífono. A partir de ahí, es necesario estimular y trabajar con la audición para sacar el máximo provecho posible.

Nuestros centros RV Alfa Grupo, son especialistas en la valoración, rehabilitación y estimulación auditiva de niños y adultos. Es muy importante valorar la posibilidad de beneficiarse de una prótesis auditiva convencional y ver si el paciente puede conseguir una audición funcional tras la adaptación.