Mónica nos cuenta su experiencia con el sistema CROS

monica-seoaneCuando tenía 4 años, un día, al hablar por teléfono, me cambié el auricular de un lado al otro. Mis padres se extrañaron y me llevaron al otorrino, quien me diagnosticó una pérdida muy severa en el oído izquierdo, que muy probablemente tengo desde mi nacimiento. Muchas veces he tenido problemas en el colegio para poder seguir las clases, ya que no escuchaba correctamente. Cuando estaba con varias amigas, me costaba enterarme de todas las conversaciones, por lo que a veces me aislaba. A los 14 años, mi Otorrino nos habló del sistema CROS y aunque en esa época no quise probarlo, ya que para mí la estética era muy importante, mis padres insistieron mucho, y a los 17 años accedí a probarlo.
Ahora, 6 meses después, estoy encantada de haber tomado la decisión de ponerme estos audífonos, ya que me ha ayudado a estar mucho más integrada, tanto en lo académico como en lo social.
Todavía me cuesta diferenciar de dónde viene el sonido que escucho, pero me doy cuenta que poco a poco voy percibiéndolo con mayor claridad. Además, estos audífonos son tan pequeños que es difícil que se vean cuando los llevas puestos.

Mónica Seoane

Mónica padece pérdida auditiva unilateral (UHL) de oído izquierdo desde su nacimiento. En ese momento no contábamos con la tecnología actual y no podíamos ofrecerle ninguna solución a su problema auditivo.
Nosotros consideramos que es sumamente importante reducir al máximo las dificultades que se ponen de manifiesto en pacientes con pérdidas auditivas unilaterales. Debemos decidir en cada caso cuál es la opción más adecuada para proporcionar una mejoría en  la calidad de audición. Cualquier tipo y grado de pérdida auditiva, aunque uno de los oídos tenga AUDICIÓN NORMAL, supone una barrera en la capacidad de recibir información. En algunos casos de pérdidas auditivas unilaterales, no es posible la adaptación de un audífono, pero en la gran mayoría sí lo es y las mejoras que se obtienen son sorprendentes. En Mónica, tomamos la decisión de adaptarle un audífono CROS de Phonak, porque consideramos que es lo mejor para satisfacer sus necesidades auditivas.

La pérdida auditiva unilateral (UHL) total, también conocida como sordera unilateral, es la pérdida total de la audición en un oído, junto con la audición normal en el otro oído o con una pérdida auditiva que puede tratarse con un audífono de forma normal. Se ha averiguado que la pérdida auditiva total en un oído es muy estresante y afecta a las relaciones sociales, al trabajo y a la vida familiar debido a la reducida capacidad de ubicar sonidos y distinguirlos del ruido ambiente. Existen pocas opciones de tratamiento médico disponibles, por lo que una solución es transmitir el sonido desde el oído con pérdida auditiva completa hasta un receptor que se encuentra en el oído con audición normal. En este caso es el audífono CROS (Presentación Contralateral de la Señal). Con este tipo de adaptación se intenta superar las consecuencias negativas del efecto de sombra de la cabeza mediante la percepción del sonido, especialmente del lado donde hay poca o ninguna audición.

El nuevo sistema Phonak CROS es la solución CROS/BiCROS inalámbrica más pequeña y elegante diseñada para satisfacer las necesidades y preferencias de los clientes con pérdida auditiva unilateral total. La tecnología Spice, digital e inalámbrica, permite una transmisión rápida y una señal clara.

El sistema Phonak CROS consta solo de dos partes: un micrófono transmisor para el oído con pérdida auditiva completa y un audífono receptor en el oído sin pérdida auditiva. Esto significa que los clientes no tienen por qué preocuparse sobre dispositivos adicionales como cables, auriculares o cápsulas de audio. El sistema CROS es una solución no quirúrgica disponible en estilo BTE o ITE. Un audífono con solo un micrófono transmisor (satélite) situado en el oído con pérdida auditiva completa envía las señales de sonido a un micrófono receptor ubicado en el oído sin pérdida auditiva.

 

sistema cros