Nuevas evidencias en la relación entre la pérdida auditiva y la depresión.

Canadá

De acuerdo con una presentación en la 123ª Convención anual de la American Psychological Association en Toronto (Canadá), la pérdida de audición sin tratar conduce a la depresión y otros trastornos cognitivos.

La presentación destacó los resultados de varios estudios que demuestran que el hecho no tratar una pérdida auditiva a menudo conduce a enfermedades mentales a medida que la discapacidad auditiva progresa. Los efectos de la pérdida auditiva, por encima de los impedimentos físicos y funcionales relacionados con esta condición, incluyen depresión, ansiedad y trastornos cognitivos como la demencia.

David Myers, profesor de psicología de Hope College en Michigan, EE.UU. citó los resultados de un estudio realizado por el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, DC. El estudio incluyó a 2.304 pacientes y los resultados sugieren que el porcentaje de riesgo de las personas que no utilizan audífonos de desarrollar depresión es 50% mayor que los usuarios de audífonos.

“Muchas personas con problemas auditivos luchan en silencio con sus dificultades auditivas invisibles, esforzándose por mantenerse en contacto con el mundo que les rodea, reacios a buscar ayuda”, dice el profesor Myers. “La ira, la frustración y la ansiedad son comunes cuando las personas descubren que tienen dificultades de audición, pero alentarlos a buscar ayuda y utilizar audífonos pueden ayudarles a lograr una mejor salud emocional y cognitiva”, añade. Ayudar a personas con discapacidad auditiva para volver a conectar con el mundo y participar en actividades sociales es clave para evitar este riesgo de deterioro cognitivo y de enfermedad mental.

 

Fuente: Tech Times

http://www.audioprotesistas.org