Una patente de la USAL podría beneficiar a 300 millones de discapacitados auditivos

El grupo de investigación liderado por el profesor Enrique López Poveda ha desarrollado una tecnología que permite mejorar la audición de los pacientes con implantes cocleares y podrían hacerlo extensivo a los usuarios de audífonos.

El grupo de investigación liderado por el profesor Enrique López Poveda ha desarrollado una tecnología que permite mejorar la audición de los pacientes con implantes cocleares y podrían hacerlo extensivo a los usuarios de audífonos. A través de un convenio de colaboración presentado este miércoles, la multinacional MED-EL amplía su apoyo al proyecto para comercializar la patente en un plazo no especificado que podría tardar varios años, según su director general en España y Portugal, Julio Rodrigo Dacosta.
La Universidad de Salamanca en colaboración con la multinacional MED-EL han presentado durante la mañana de este miércoles una innovadora patente internacional que mejora significativamente el rendimiento de los implantes cocleares. Ambas instituciones han firmado un nuevo convenio para la explotación de la patente de los nuevos implantes cocleares binaurales durante los próximos años.

Según ha anunciado el director del equipo de investigadores de la USAL, Enrique López Poveda, unas 350.000 personas utilizan implantes cocleares en el mundo, aunque podrían utilizarlos 25 millones de personas. El beneficio podría ampliarse a los 300 millones de personas que mejorarían su calidad auditiva si consiguen aplicar la nueva tecnología también a los usuarios de audífonos.

El profesor López Poveda ha descrito el modo de actuación de los nuevos implantes. “El procesador de sonido capta las ondas, que generan un patrón de pulsos eléctricos y a través del implante se transmiten a las fibras del miembro auditivo”. De esta manera, según ha explicado, se consigue una audición de mayor calidad en entornos ruidosos. “Las personas se pueden beneficiar de dos o tres decibelios de media, que marcan la diferencia en ambientes de ruido”.

Durante la comparecencia, el profesor López Poveda procedió a efectuar una demostración en la que a través de diferentes audios, estimó la audición que podrían llevar a cabo las personas con dificultades auditivas con los nuevos implantes cocleares en ambientes de ruido, mostrando la diferencia de inteligibilidad de las palabras, con y sin ellos incorporados. Tras la demostración Poveda solicitó apoyo y confianza a otras empresas para continuar con su labor investigadora, así como a la sociedad en la búsqueda de voluntarios que presten su tiempo para testar los avances.

El vicerrector de Investigación y Transferencia, Juan Manuel Corchado, celebró que la patente sea una realidad y anunció la ampliación de la colaboración con la empresa MED-EL a través de un nuevo convenio para llevar a cabo su explotación en el mercado. “Se amplía por tres años más la financiación para que la patente llegue en la mejores condiciones posibles al mercado y de siga desarrollando la investigación. MED-EL adquiere el derecho de explotación en la patente para Europa, Estados Unidos, China y Australia”, confirmó.

 

Fuente: Salamanca24horas.com